29 de abril de 2010

III

La ventana quedó abierta
llueve
sobre la página en blanco
llueve siempre
la lluvia va muda y vacía
llueve llueve

Deja la almohada niño
es que llueve
cerrados los ojos
llueve siempre
el olor de las naranjas
llueve llueve

Murio la niña de agua
llueve siempre
el cortar de las manos
llueve llueve

Afuera llueve el silencio

Llueve

6 comentarios:

pájara dijo...

está lindo, me gusta lo del olor de las naranjas y el verso de la niña de agua :)

Alberto Luquín dijo...

Me gusta que te guste. En cuanto a los demás, supongo que por estos días empiezo a corregir espacios, eres la segunda persona que me dice que sobra mucho aire ;)

Besos, te visito más tarde...

Minadedrama dijo...

Oh¡ cuánta música, me gustó mucho¡¡

Alberto Luquín dijo...

Gracias por la visita, ¿tienes blog?

Saludos...

Anónimo dijo...

ya ponte a leer mas....puro REIS? seguro ni lo lees...los has de transcribir en este blog jajaja

Alberto Luquín dijo...

Lo siento, Anónimo. Lamento decirte que temo que no sabes quién es (o mejor dicho, no es) Ricardo Reis. Tu comentario hubiese estado mejor en una de las traducciones, no en uno de los poemas aparte, como éste, donde el intertexto es lorquiano.

¿Sí sabes quién fue Lorca, verdad?

Fail! Try again!